Las claves del Informe del FMI que provocó la entrada de Panamá en la lista gris de GAFI

El Informe del FMI de Febrero de 2014 dejaba un titular impactante: “Panamá sólo cumple cabalmente 1 de las 40 Recomendaciones del GAFI”. La noticia daba la vuelta al mundo y las conclusiones del informe precipitaron la entrada de Panamá en la lista gris de GAFI en junio de ese mismo año.

En este post realizamos un resumen de las deficiencias que fueron apuntadas en ese informe:

Relacionadas con el Marco Normativo:

  • La Ley es muy genérica y el marco normativo sectorial está disperso, desarrollado a través de otro tipo de normas (Decretos Ejecutivos, Resoluciones, Circulares… cuya validez podría ponerse en duda).
  • Sectores que deberían estar regulados: seguros e intermediarios, leasing, factoring, préstamos, cajas de seguridad, metales preciosos, contadores, notarios, abogados…
  • Negocios y Profesiones no financieras: sólo las fiduciarias están cubiertas totalmente por la regulación. Casinos y sector inmobiliario sólo deben reportar operaciones en efectivo y cuasi-efectivo.

Relacionadas con la UAF y los Supervisores:

  • Mejora de su capacidad analítica y de divulgación de casos (informes de tipologías periódicos).
  • Mejora de la cooperación con terceros: el número de requerimientos que se recibe del exterior es muy elevado si lo comparamos con los requerimientos que la UAF hace a sus contrapartes.
  • Los recursos humanos, financieros y técnicos de las autoridades de supervisión son inadecuados.
  • Limitación en el acceso a la información por parte de las Autoridades Competentes
  • Hay estadísticas inadecuadas sobre las investigaciones, procesos y condenas relacionadas con BC/FT.
  • Las sanciones que han sido impuestas son relativamente bajas y no son suficientemente disuasorias o proporcionadas para resultar efectivas.
  • Baja supervisión fuera del sector bancario. Una estructura de supervisión basada en reguladores sectoriales no capacitados.

Deficiencias Genéricas:

  • Las sanciones que han sido impuestas son relativamente bajas y no son suficientemente disuasorias o proporcionadas para resultar efectivas.
  • Los controles internos PBC/FT son fuertes en el sector bancario pero débiles en el resto de los sectores.
  • El Reporte de Operaciones Sospechosas sólo es requerido para una serie de instituciones financieras que establece la Ley (no para todas). El tiempo de reporte desde la detección es de 60 días (muy amplio).

En nuestra opinión este Informe, aunque haya sido duramente criticado y contenga alguna imprecisión, debería servir de base para la modificación y modernización del marco regulatorio en Prevención del Blanqueo de Capitales y Financiamiento del Terrorismo en Panamá.

Pueden consultar el Informe completo aquí:

http://www.imf.org/external/pubs/ft/scr/2014/cr1454.pdf